Hoy más que nunca debemos fortalecer nuestra salud mental en relación a nuestra economía familiar. Les instamos a evaluar su situación económica actual y venidera para prepararse al aprovechamiento y cuidado al máximo de los recursos disponibles, evitar los excesos y desperdicios y prepararnos para la adversidad. Invitamos como CIADE a ser moderados en sus gastos y a ejercer la disciplina en sus compras e inversiones futuras a fin de evitar las deudas innecesarias o poco sostenibles en el tiempo. Si ya han pagado sus deudas y cuentan con una reserva económica, por pequeña que sea, ustedes y su familia se sentirá más seguros y disfrutarán de mayor salud mental.

PASOS PARA UN EQUILIBRIO ECONÓMICO:

  1. Sensibilízate con la situación

Como punto de partida hay que hacer un balance contable de la situación financiera actual y la proyectada a futuro. Como haría cualquier empresa, es importante que por nuestra salud mental debemos saber cuáles son tus activos (ahorro, bienes o propiedades, fondo de emergencia, entre otros) y tus pasivos (deudas, hipotecas, alquileres, cargos pendientes de las tarjetas de crédito, etc.).

  1. Elaboremos un presupuesto familiar (Anexo herramienta)

El siguiente paso es elaborar un presupuesto familiar.

       A. Es fundamental como primera fase describir los ingresos familiares integrados, lo cual involucra un listado de todos los ingresos como núcleo familiar, un presupuesto previsto y el real, cerrando este ciclo con un diferencial de los verdaderos  ingresos con los que cuentan, el cual será a base para la administración de tu economía como equipo.

      B. En segundo lugar hay que hacer un  listado de los egresos mensuales y/o responsabilidades financieras  que como grupo familiar se tiene. En este apartado se elaborará los siguiente:

      – Elaborar un listado de todos los gastos familiares en el hogar. Obligatorios (fijos), o sea aquellos que   no puedes dejar de pagar o cuyo importe no puedes variar. Por ejemplo, la hipoteca de casa o alquiler; o Necesarios (variables no discrecionales), como aquellos que se pueden reducir, pero no eliminar. Recuerda hacer el comparativo del monto real y el previsto para contemplar un diferencial.

      – Elaborar un listado de pagos de préstamos financieros. En este apartado deberás colocar los  compromisos u obligaciones mensuales con Bancos, casas comerciales, préstamos a terceros, anticipos, entre otros;

      – Identifica, otros gastos en el hogar que no son frecuentes. Ocasionales (variables discrecionales). Piensa en que los puedes eliminar si te cuesta llegar a fin de mes.

      – Lista gastos personales no frecuentes. Acá deberás contemplar imprevistos como enfermedades, medicamentes o cuidado personal.

      – Finalmente los gastos en entretenimiento. Como aquellos gastos no frecuentes que son contemplados para darnos un gusto particular, sociabilizar o simplemente darnos un reconocimiento personal a nuestro esfuerzo.

Ahora mira los números. Lo ideal es que tus deudas no sobrepasen el 28% de los ingresos sin contar la hipoteca. Si al añadir este gasto no sobrepasas el 36%, vas bien.

  1. Elimina los gastos innecesarios

Si todos los meses acabas en números rojos, da igual los ingresos que tengas, tienes que estudiar la columna de gastos y averiguar qué es lo que está desestabilizando tu presupuesto. Una vez localizado el problema, enfréntalo. Puede que tengas que reducir o eliminar gastos innecesarios, sacar  de tu cartera la tarjeta de crédito, limitarte los gustos personales por un tiempo, o centrarte en pagar ese préstamo que tiene la más alta tasa de interés en el mercado financiero. Este momento es oportuno para tomar decisiones de consolidar deudas con una sola institución financiera y negociar tasas más bajas que actualmente estas experimentando.

  1. Reduce los gastos necesarios

A diario salen ofertas que te pueden mostrar una ventaja en tu presupuesto familiar. Por ello es importante que te hagas las siguientes preguntas ¿Cuánto hace que no revisas las nuevas tarifas de telefonía (paquetes de Internet, cable y telefonía)? Seguro que si comparas precios y te cambias de compañía, ahorrarás dinero, paquetes de exámenes clínicos están a la disposición en plataformas (Apps) con descuentos hasta de 70% de su valor comercial, muchas ofertas salen a diario de cuotas (hasta 6 u 12 sin interés), entre otros. Con la luz puede ser más difícil encontrar tarifas baratas, por lo que el ahorro está en tu mano es decir puedes educar a la familia para el ahorro de energía, agua, telefonía sea un reto y compromiso de todos. No hace falta que te diga qué tienes que hacer para reducir la factura de luz. Lo mismo con el agua o combustible (gasolina).

La comida es otra de las partidas cuyo presupuesto puedes controlar si te pones a ello. Con una costumbre tan sencilla como marcarte un presupuesto, planificar compras en mercados locales en lugar de supermercados y hacer la lista programada de la compra, ya estarás implicándote en llevar la economía del hogar.

  1. Descárgate aplicaciones de contabilidad y lee libros

¿Los métodos tradicionales no te convencen? Prueba a descargarte alguna aplicación de contabilidad y finanzas, como puede ser:  Finanzas personales 2 y 3  o Control de presupuesto, entre muchas que te ofrecen organizarte de mejor manera y planear tu presupuesto. También hay muchos artículos y libros que pueden ayudarte. Es tan simple como buscar en línea 100 trucos para economizar y saldrán muchas páginas que de seguro tienen consejos buenos que se pueden tropicalizar.

  1. Piensa en el futuro

Una vez hayas hecho un análisis de tu situación económica, elabora un plan financiero a largo plazo en el que reflejes las inversiones que tengas pensado realizar, la evolución de tus activos, la tranquilidad financiera  y el fiel compromiso de tus servicios contratados para mayor comodidad y tranquilidad de tu familia.

Descarga una plantilla para el control de tu presupuesto familiar:  Herramienta de economía familiar (EXCEL)

Roberto Quiñónez M./ Gerente General

 ——————————————————————————————————-

A mí me funcionó muy bien todos estos pasos y la herramienta de economía familiar para proyectar los gastos. Sí tienes dudas para poder completar el archivo puedes escribirnos y con gusto te ayudaremos: 

Envíanos un correo: marketingrupociade@gmail.com o contáctanos por WhatsApp: 7012-8170